Intensivo: Saberes y Caminos

IMG-20160410-WA0002Reconciliación significa unir lo que estaba separado. Unir es amar, es hacerse más completo, es ofrecer un reflejo armonioso del Universo. Muchas tradiciones espirituales muchas escuelas terapéuticas han propuesto la metáfora del viaje, bien de retorno al origen perdido, bien de avance hacia un horizonte de felicidad. Este viaje hacia la unión de la persona con su esencia, del encuentro con su mejor yo, se puede desarrollar a través de numerosos caminos y senderos. Cada uno de ellos tiene sus etapas y desafíos, sus bendiciones y exigencias. Por eso en cada uno de ellos encontramos lo sembrado por caminantes que nos precedieron y que dejaron señales para descifrar, tesoros por descubrir y oasis que alcanzar en nuestro peregrinaje vital hacia el sentido de nuestra existencia. También estos saberes nos permitirán actuar como nuestros predecesores al poder ofrecer mapas y recursos a los que llegan tras nuestros pasos. Algunos de estos saberes los proponemos como contenidos del curso y algunos de estos caminos los recorreremos juntos compartiendo propuestas y experiencias.

Del por qué de esta formación y este nuevo formato…
Hace tiempo que María ha venido ofreciendo una formación en “muñecos” para facilitar distintos procesos en la sesión individual de psicoterapia o asesoramiento. Desde los inicios, distintos hechos han ido transformando el planteamiento inicial. Cada vez más personas, provenientes de diversos lugares de la geografía española y de otras partes del mundo, han querido aprender o profundizar en el manejo de esta herramienta y sus posibilidades. A cada paso, la formación de “muñecos” se ha visto ampliada en estructura, contenidos, recursos y propuestas vivenciales-formativas.
Sin embargo es el encuentro con Juan Ignacio y la conformación del proyecto compartido, con todo lo que supone de ampliación y complementariedad para la vida y el trabajo, lo que ha permitido que el curso de Aplicación de las Constelaciones Familiares en sesión individual (curso de “muñecos”) se configure desde un nuevo formato y Filosofía donde la mirada está puesta más allá de lo didáctico y lo terapéutico para abrirse a un espacio de ofrenda al alma.
La necesidad de compartir desde nuestro compromiso vital y nuestro proyecto laboral común, incluye la idea de poder llevar todos estos desarrollos, del paradigma y de los
recursos, a otras partes del mundo para dar sentido a la reconciliación de lo personal y de lo colectivo. Así aconteció en Costa Rica, durante un maravilloso encuentro de tres días en enero de 2016, donde nos dimos cuenta de que era necesario diseñar una formación
intensiva de cara no solo a posibilitar el acceso sino también de optimizar los recursos de los participantes y de los organizadores. Por ello nos hemos planteado un formato que fuera más allá de una síntesis de los contenidos teóricos y técnicos de los ciclos anuales.
Con esta modalidad no residencial pero de carácter intensivo buscamos así mismo que los participantes puedan comprender el sentido de la ayuda al servicio de la reconciliación desde el amor y el respeto, experimentar desde lo personal y lo profesional nuestras propuestas de trabajo en procesos individuales y grupales, además de como posibilitar la vivencia del grupo como facilitador del aprendizaje desde un contexto de disfrute, apoyo y confianza. Finalmente también queríamos ofrecer este programa en Violeta Blanca, que además de ser centro de trabajo en Pozuelo (Madrid), es un espacio de encuentro que contempla lo cotidiano y lo trascendente, lo humano y lo sagrado, y que desde hace tiempo ofrece mucho a todos los que como docentes o alumnos, participamos en los talleres y formaciones. Así a modo de estreno mundial, Saberes y Caminos al Servicio de la Reconciliación se alumbrará este verano en Violeta Blanca para que la siembra pueda alcanzar las estrellas.

Para descargarte el dosier informativo haz clic aquí: Intensivo 2016