Oda a mi cuerpo

Sueño de carne
Tierra vertebrada
Huella sin rastro
hasta que me adentro

Tormenta en reposo
Oasis sediento
Rastro sin huella
hasta que me atrevo

Surco sembrado
Semillas de viento
Caricia infinita
sale al encuentro

Brotaron heridas
Las arropo en silencio
Todo se rinde
menos mi cuerpo

María Colodrón, mayo de 2019.