Pintan copas

El silencio me acompaña
cuando contemplo el corazón de otros.
Hospitalidad en el respeto
de no hacerlos distintos ni lejanos.

También callo cuando buceo en mi sentir
y me sumerjo temeraria en su océano.
Ningún afecto me es impropio,
ninguna pasión me resulta extraña.

Alrededor del Santo Grial todo orbita,
el Amor es el centro del Universo
y también sus márgenes infinitos.
Nada queda ajeno a su fuerza gravitatoria.

María Colodrón, abril de 2022.