Serpientes emplumadas, ángeles multitarea y dragones enamorados

Porque a veces la historia se cuenta al revés o quizás porque a veces sucede muy distinto a como se cuenta, necesitamos amigarnos con todo lo que nos regala lo imprevisto, lo inesperado, lo no deseado o incluso con lo que quiebra nuestras expectativas de bienestar. El éxito y el logro pueden secuestrar nuestro criterio, el cumplimiento de nuestros deseos puede domesticar la libertad, la búsqueda de experiencias dejarnos vacios, y el ejercicio de la voluntad alejarnos de nuestra verdad. Ni todo es lo que parece, ni nada es inocuo en una realidad más amplia de lo que pretendemos abarcar. Como hermosamente dijo Yvan Audouard: “Bienaventurados los fracturados porque dejan pasar la luz”. 
 
¿Podría la princesa estar enamorada del dragón? ¿Podría el caballero preferir seducir al dragón que a la princesa? ¿Podría el dragón sentirse indignado ante la falta de respeto hacia su sensibilidad? 
 
¿Podría haber ángeles que entonaran baladas africanas? ¿Podría haber ángeles que dieran luz cuando se da a luz? ¿Podría haber ángeles con aspecto desmelenado? ¿O cortesano? ¿O pirata? 
 
¿Podrían las mariposas azules elegir las escamas de nuestra serpiente emplumada como mirador y refugio? ¿Podría sobrevivir nuestro Quetzalcóatl al llanto del dios de la tormenta? ¿Podría la orientación de su mirada recordarnos abrir la jaula antes de desplegar las alas? 
 
Todas estas cuestiones encontraron respuesta en el último taller de «Semillas del alma». Así que con la confianza sembrada convocamos para el cuarto encuentro donde haremos una última siembra, la del agradecimiento, entorno al 1 de agosto, día de la Pachamama. El quinto encuentro que quedaba por programar será ya para «cosechar celebración», y comenzar la costumbre de reencontrarnos cada verano para disfrutar de los frutos que nuestras semillas del alma están y seguirán dando. 
 
Y si las fechas del 29 de julio al 2 de agosto no fueran propicias, también habría posibilidad de convivencia y reencuentro con la naturaleza y el lenguaje del alma en el mismo lugar, el albergue rural el Negre (Sant Martí d’Ogassa, Girona), del 9 a 15 de agosto. En esta ocasión las metáforas sagradas elegidas para explorar y seguir desarrollando nuestra «cartografía de lo sutil» estarán relacionadas con los tránsitos vitales, cotidianos y trascendentes: el camino, el río, el árbol y otros símbolos ancestrales que llevamos compartiendo universalmente desde el inicio de los tiempos. 
 
Por último, para no extendernos más en este tiempo de eclipses y sed de lluvia, recordaros que durante el mes de mayo se seguirán realizando las entrevistas para poder preinscribirse en los ciclos del curso 2023-2024. 
 
Abrazos y abrazos, 
María Colodrón, mayo de 2023.